¿Por qué nuestros hijos escriben mal?

Publicado : Reeducación Grafológica

Disgrafia

Muchos padres  se preguntan: ¿Por qué a mi hijo /a no se le entiende la letra?

La contestación es no sencilla, ya que  hay varios  factores que influyen en que una escritura sea difícil de leer. No obstante,  vamos a intentar dar respuesta a esta pregunta, apuntando  las causas más frecuentes:

  • Por no mover los dedos. Al escribir  se deben mover los dedos,   pero en muchos casos, el tipo de tonicidad, laxa o rígida, no facilita este movimiento.
  • También influye, de forma negativa, la forma en que se coge el bolígrafo, en la postura  tanto de la mano como del brazo…

Estos factores son  muy importantes, pues, cuando nuestros hijos se quejan de que  les duele el brazo, de que les duele el hombro, de que se cansan al escribir, hemos de poner remedio. De lo contrario,  acaban por ir, poco a poco, escribiendo menos y menos…

Todos sabemos que el escribir, junto con la lectura, es uno de los pilares fundamentales del aprendizaje. Conclusión: cuando a un niño  no le gusta escribir, se supone que  está dejando de lado  una parte fundamental del aprendizaje.

Además de la motricidad fina, en la “mala letra”   también intervienen aspectos emocionales y  mentales que inciden directamente sobre nuestra letra:

  • Mala organización.
  • La hiperactividad y Tda
  • La  desmotivación en conseguir objetivos a medio plazo.
  • La falta de atención.
  • La dispersión.
  • La inconstancia.

 ¿Cómo se les puede ayudar a nuestros hijos?
La corrección definitiva de la letra  lleva su tiempo  y, a partir de los 8/9 años,  no mejora sin un trabajo especifico. La  reeducación gráfica es una técnica que  puede ayudar a corregir esa “mala letra”.

 ¿Cómo se puede hacer?
La reeducación gráfica se puede seguir de forma presencial, a distancia,  o mediante un curso online.

                                                                                  C. Anguix- Reeducadora Gráfica